viernes, 12 de diciembre de 2008

Sin título (ninguno)

Palabras,
las que sirven para labrar las redes del saber
no se dejan tocar.

Algunas se ondean triunfantes,
otras se esconden
se tapan, se arropan
se invierten, callan,
o mueren.

Yo las quiero cruzar entre sí
disponerlas en eslabones de sentidos;
las mastico, muerdo y desgarro,
las obligo,
pero nunca abandonan mi boca.

Las muy hijas de puta se atan a mi lengua
se adhieren a mi mente
se disfrazan
de signos
símbolos
o líneas,
pero nunca de palabras.

Me amordazan
y ellas las tan veneradas
me confinan al calvario de lo inefable.

1 comentario:

sanspapiers dijo...

me parecio estupendo salvo esa mala palabra....
pero bueno, tiene su toque jaja